Quantcast
El tiempo en: Málaga
Sábado 20/08/2022
 
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Desde el Baluarte

Las palabras

En muchas ocasiones el que tienen las palabras es inmenso. Se trata de un arma que quien sabe manejarlas tiene mucho ganado en la vida.

Publicado: 13/01/2022 ·
12:33
· Actualizado: 13/01/2022 · 12:35
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Vacuna contra el Covid.
Autor

Miguel Ángel Ruiz Anillo

Miguel Ángel Ruiz Anillo es asesor jurídico y colaborador social en diferentes proyectos con una dilatada experiencia

Desde el Baluarte

Desde el Baluarte el autor pasa revista a la actualidad social vista desde su construcción más justa

VISITAR BLOG

En muchas ocasiones el que tienen las palabras es inmenso. Se trata de un arma que quien sabe manejarlas tiene mucho ganado en la vida.

Psicológicamente las palabras tienen también cierto poder. Nos sirven como herramienta de conexión con el resto de personas. No olvidemos que el hombre es un animal eminentemente social. En este contexto, en consecuencia, las palabras son clave para posicionarnos.

Las palabras definen la situación social en la que vivimos, sobre todo en el ámbito político. Su uso en el ámbito de la gestión de lo público conlleva incluso modas y formas de actuar en el conjunto de la sociedad.

Y llegados a este punto de este artículo de opinión toda esta explicación viene a centrar sobre lo que les quería escribir: el uso de las palabras o su mal uso mejor dicho.

Escribo hoy sobre esto por la moda de usar determinados vocablos. En estos últimos años hemos aprendido a usar con total tranquilidad y frecuencia palabras como pandemia, colada, etc. Son palabras que se ponen de moda y hasta la saciedad nos bombardean los medios de comunicación con ellas hasta el punto de interiorizarlas.

Es tal su influencia que muchas de ellas son incluso aceptadas por la propia Real Academia de la Lengua Española cuando no están incluidas en nuestro diccionario. Marcan tendencia.

En estos días vamos a oír hasta en la sopa la palabra endemia. Así, desde el Gobierno de España se ha metido en nuestro lenguaje común esta palabra para distinguir lo que estamos viviendo en la actualidad con lo anterior que se calificaba como pandemia.

Nuestro Gobierno, o el de Pedro Sánchez y Yolanda Díaz (o Garzón) mejor dicho, nos instruye desde mi punto de vista equivocadamente de nuevo diciéndonos que ya no vivimos una pandemia sino que estamos en una endemia.

Esto tiene su importancia en términos de salud pública y de la gestión de esta crisis sanitaria.

No olvidemos que una pandemia es una epidemia de una enfermedad infecciosa que se ha propagado en un área geográficamente extensa o en todo el mundo, afectando a un número considerable de personas. Por el contrario, la endemia se da cuando una enfermedad reina habitualmente, o en épocas fijas, en un país o comarca. Básicamente, para nuestro Gobierno esto se ha convertido de la noche al día en una enfermedad parecida a la gripe.

¿Se acuerdan cuando decían que llegaríamos a la inmunidad de rebaño cuando estuviera más de una ochenta por ciento de personas vacunadas? Ahora dicen que este deseable estado se va a producir con la variante del coronavirus que nos está contagiando a todos. Dudo que pase y dudo también que esto se convierta todavía en una endemia.

Ya está bien de patadas adelante y que se asuman por parte del Gobierno todas las actuaciones que se necesiten para que el daño sea minimizado.

Recuerden, esta batalla no está aún ganada. Vendrán muchas más olas que la que estamos viviendo.

 

TE RECOMENDAMOS