Quantcast
El tiempo en: Málaga
22/05/2022  

Andalucía

Los preferentistas piden a Braulio Medel que negocie

Consideran que si los compensasen debidamente, en pocas semanas tendría “su Banco Ceiss en el bolsillo”. Achacan las amenazas a que la entidad “está irritada y frustrada porque las cosas no le van como quisieran”

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Medel

El presidente de la plataforma de afectados por las preferentes de Ceiss en Salamanca, Luis Arranz, ha contestado a las amenazas de denuncias de Unicaja contra ellos y sus letrados pidiendo directamente a Braulio Medel, presidente de la entidad malagueña, que se siente a negociar con los 37.000 afectados en lugar de esperar que acepten “mansamente nuestra ruina”.

La carta de respuesta de Arranz viene precedida por la amenaza, el pasado viernes, de Unicaja Banco de emprender “las pertinentes acciones legales derivadas de posibles injurias, calumnias o falsedades” sobre los términos de la oferta de canje de Unicaja por bonos de Ceiss recogidos en manifestaciones y “publirreportajes pagados por diferentes bufetes y asociaciones”.

Arranz atribuye esta amenaza al hecho de que Unicaja “está irritada y frustrada porque las cosas no le van como quisiera y busca amedrentarnos”, insistiendo en los argumentos expuestos hasta ahora por las plataformas y los letrados que los representan.

Para Arranz, “si el señor Medel acepta una negociación justa que nos compense debidamente, en pocas semanas podría tener su flamante Banco Ceiss en el bolsillo”, recordando que podría asumir la propuesta que le envió el presidente de la plataforma, Basilio Garmón, para seguir el ejemplo de Juan Carlos Escotet, de Banesto, quien se comprometió a buscar una solución a los preferentistas de NovaGalicia en 90 días.

“¿No se le ha ocurrido a Unicaja sentarse a negociar con los minoristas y buscar una fórmula que no pase porque aceptemos mansamente nuestra ruina?”, se pregunta Luis Arranz.

Así, insiste en que acudir al canje (que Unicaja necesita que alcance el 75% del total de preferentistas para cerrar la integración de Ceiss) suponía “perder todos sus ahorros” hasta que la entidad ofreció su mecanismo de acompañamiento, que garantiza parte de la devolución en metálico, mientras que antes sólo eran “papeles” sin valor actual o “dinero cautivo” que Unicaja no tiene obligación de devolver.

Luis Arranz insiste en que acudir “al notario” para firmar el canje supone la pérdida de entre un 70 y un 90% de sus ahorros. Y reitera el diferente trato a mayoristas y minoristas: mientras a los primeros ofrecen acciones, a los segundos, bonos, un “producto virtual, sin valor ninguno ni equivalencia, billetes de Monopoly”.

TE RECOMENDAMOS