Quantcast
El tiempo en: Málaga
Sábado 20/08/2022
 
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Huelva

La inflación marca un “difícil camino” a los hoteleros onubenses

Los hoteles de la provincia mejoran la previsión inicial y cierran la Semana Santa con un 71% de ocupación pero advierten que están "a años luz" de prepandemia

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Piscina del Puerto Antilla Grand Hotel.

Los hoteles de la provincia han cerrado el puente de Semana Santa con una ocupación del 71’46 por ciento. Finalmente, el buen tiempo ha impulsado las reservas de última ahora, mejorando en más de siete puntos las previsiones iniciales del sector, que abría la temporada con unas reservas del 63,57% del Jueves Santo al Domingo de Resurrección.

Según ha explicado a Viva Huelva el secretario general del Círculo Empresarial de Turismo de Huelva (CETH), Rafael Barba, el dato es positivo porque el sector viene de dos temporadas de Semana Santa “a cero” pero hay que tomarlo con reservas porque el número de plazas ofertadas era un 30% inferior a las disponibles en 2019. “Estamos a años luz de como estábamos antes de la pandemia”, explica Barba.

Antes de la llegada del Covid-19, la Semana Santa solía ser el termómetro que permitía predecir el comportamiento de la temporada estival. Ahora, advierte Barba, hacer ese cálculo es imposible porque el sector está plagado de “incertidumbres” a causa de factores como la subida de los costes de producción o la guerra de Ucrania. “Nos queda un camino difícil por delante para hablar de recuperación”, señala.

Como ejemplo pone los datos de esta semana. Pasada la Semana Santa, los hoteles onubenses no llegan “ni al 20% de ocupación”.

El factor determinante que va a definir el comportamiento de las reservas en las próximas semanas, afirma Barba, es la inflación. “La pérdida de poder adquisitivo por la inflación va a ser determinante”, señala el secretario del CETH.

“Afortunadamente”, valora Barba, las vacaciones han dejado de ser un lujo para convertirse en “algo inexcusable, casi como las tres comidas al día” y, por ello, el sector espera que los turistas dejen el gasto en viajes y hoteles como último recurso a la hora de recortar sus presupuestos. Sin embargo, avisa Barba, si la inflación se agrava “antes o después va a afectar al sector” que, en estos momentos, se nutre fundamentalmente del cliente nacional. “El turista europeo está un poquito parado, excepto el británico”, apunta Barba.

Ante esta situación, señala el secretario general del CETH, las administraciones también tienen que arrimar el hombro. “El trabajo lo hacemos nosotros y no pedimos ayudas a las administraciones sino herramientas”, aclara, como “playas limpias, servicios y promoción para el destino”. Se trata, afirma, de que los hoteleros puedan jugar su partido “en un estadio con un césped de primera y no de quinta división”.

Aunque los hoteleros insisten en que todavía están “lejos” de los datos anteriores a la pandemia, que no esperan recuperar antes de 2023 o 2024, la delegada de la Junta en Huelva, Bella Verano, ha asegurado este lunes que esta ha sido la Semana Santa “de la normalización”, con unos datos “muy cercanos a los que había antes de la pandemia”, con más de un 80% de ocupación a nivel andaluz.

En cualquier caso, Verano sí coincide con los hoteleros onubenses en que la inflación es un factor a vigilar. “Habrá que estar atentos a la evolución de los precios” por “la inflación descontrolada, que roza ya los dos dígitos”.

Verano cree que el Gobierno central debe adoptar “medidas más allá de las subvenciones” para mantener a raya la subida de precios. “Hay que bajar los impuestos para evitar el empobrecimiento de los ciudadanos y para que los costes de producción no lastren la actividad de las empresas”, ha asegurado.

TE RECOMENDAMOS