El tiempo en: Málaga
Martes 26/01/2021

Málaga

Los vecinos de Cuevas del Becerro tendrán que quedarse en casa para evitar los contagios

Los vecinos podrán realizar sus pedidos de comida o medicamentos, que se pagarán más adelante, para llevarlos a domicilio

Publicidad AiPublicidad Ai
  • La unidad móvil que hará el cribado.
  • El policía local del municipio está afectado por COVID, por lo que tendrán apoyo de la Guardia Civil y la Policía autonómica

La Junta de Andalucía ha previsto un dispositivo de asistencia sanitaria y social en la localidad malagueña de Cuevas del Becerro, una vez que la Consejería de Salud y Familias ha determinado la realización de pruebas desde este lunes a toda la población ante la alta tasa de positivos tras el cribado realizado el pasado viernes.

La delegada del Gobierno andaluz en Málaga, Patricia Navarro, ha coordinado a la Unidad de Policía Adscrita con la Guardia Civil, a través de la Subdelegación del Gobierno central en la provincia, para que efectúen el control de acceso y garanticen el cumplimiento de las medidas dentro del municipio. "Es fundamental que los vecinos eviten cualquier desplazamiento, si salen de sus casas que sea para lo imprescindible, y los que ya saben que son positivos deben seguir aislados el tiempo pertinente para evitar nuevos contagios", ha manifestado Navarro, quien ha apelado a la responsabilidad de toda la ciudadanía: "Es la única forma de frenar al virus".

Además, desde el Servicio provincial de Emergencias se ha organizado un dispositivo con la agrupación de voluntarios de Protección Civil de Ronda para asistir a la población que no pueda salir de su casa, en cuestiones como el avituallamiento u otras necesidades esenciales. Así, la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil de Ronda ha inspeccionado este mismo domingo en Cuevas del Becerro la zona donde este lunes se montará su puesto de mando que estará en la calle Real número 40 del municipio. Habrá un dispositivo de mañana y otro de tarde de forma ininterrumpida. Además, tres coordinadores del Ayuntamiento se van a encargar de la recogida de pedidos a través de un teléfono único que se pondrá a disposición de los vecinos del pueblo para que puedan encargar sus compras, tanto de alimentación básica como de medicamentos. Los voluntarios de Protección Civil recogerán los paquetes de comida de las tiendas y los medicamentos en la farmacia y los llevarán a las puertas de las casas.

"No se va a utilizar dinero en efectivo, porque tanto las tiendas como la farmacia tomarán nota de los pedidos y cobrarán los gastos a los clientes más adelante, según el acuerdo alcanzado", han finalizado desde la Junta de Andalucía.

El municipio, con 1.589 vecinos censados, tiene una tasa de incidencia por 100.000 habitantes que "se había disparado en las últimas semanas" y el cribado poblacional realizado días atrás concluyó con 182 pruebas realizadas --de 289 convocados--, de las que 130 dieron resultado positivo.

Por todo ello, tal y como se ha anunciado este domingo, la Junta va a realizar pruebas PCR a toda la población, utilizando para ello la primera de las unidades móviles antiCOVID-19, presentadas el pasado viernes y que funcionarán en el conjunto de las ocho provincias de Andalucía.

Pruebas masivas

La Junta de Andalucía ha confirmado que este lunes la nueva unidad móvil de cribado de COVID-19 de la provincia de Málaga se estrenará en el municipio de Cuevas del Becerro tras la alta positividad registrada en el cribado realizado el pasado viernes, donde se detectaron 130 positivos de 182 test realizados, más del 71 por ciento.

A día de hoy el municipio, de 1.589 habitantes, tiene una tasa por cada 100.000 habitantes de 3.209,6. La alcaldesa de Cuevas del Becerro, Ana María García, ha indicado que serán pruebas obligatorias.

Así, en un mensaje a la población en el perfil del Ayuntamiento de Cuevas del Becerro, recogido por Europa Press, ha recordado la alta positividad del cribado realizado el viernes, con 130 positivos del total de 182 presentados (fueron convocadas 289 personas), lo que ha propiciado que la unidad móvil de la provincia inicie su trabajo en la localidad.

"No nos gusta que la estrenen aquí; una de las medidas es que nos van a hacer una PCR a todo el pueblo, a todos los que el pasado viernes no fueron convocados al cribado. No se hará a los que se hicieron el test el viernes ni a los que se la hayan hecho recientemente", ha indicado, añadiendo que en este caso, al contrario que hace dos días, sí será obligatorio. Según García, la ciudadanía está siendo convocada por SMS o teléfono "y no ir puede ser un delito contra la salud pública".

"Si toman estas medidas es porque es una medida de salud pública, aquí la pandemia no está controlada y han encontrado un número elevado de asintomáticos, 130 positivos que estaban haciendo vida normal y ahora están aislados y no van a seguir contagiando sin saberlo", ha expuesto la regidora.

Policía afectado

Ha aludido la alcaldesa a que la plantilla municipal también está afectada por el COVID-19, destacando al único policía local del pueblo, por lo que se ha puesto a disposición a la Guardia Civil y también, por parte del Gobierno andaluz, a la Policía autonómica, "que van a estar muy vigilantes en las salidas y entradas al municipio" que, ha recordado García, deben estar "totalmente justificadas".

"Ahora pedimos esfuerzo y salir lo imprescindible, ir a un médico, a un banco y para de contar", ha manifestado. También, ha informado, se está en contacto con Protección Civil para que un equipo de voluntarios "eche una mano en todo lo que sea posible y agradecemos esa disposición".

COMENTARIOS