Quantcast
El tiempo en: Málaga
Sábado 10/12/2022  

Málaga

Salah vivió 7 meses en la calle: "No puedes imaginar cómo lo pasé. Frío, hambre y miedo"

Llegó a España hace aproximadamente un año y medio y al cumplir los 18 años salió del sistema de protección de menores

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
Cargando el reproductor....
  • En Málaga no tenía familia ni amigos y sin recursos se vio obligado a dormir a la intemperie
  • Ahora comparte habitación en un piso de acogida de la Asociación Marroquí
  • Salah es uno de los 120 chicos extutelados que fueron atendidos en Málaga en el 2020

Las preocupaciones de un joven de 18 años suelen ser aprobar los exámenes o qué hacer el fin de semana con los amigos. Pero la historia de Salah es muy diferente. Al cumplir la mayoría de edad salió del centro de menores y se vio obligado a vivir en la calle.

Ya olvido lo que me ha pasado en la calle, porque tengo un plan de futuro

Salah llegó a España hace aproximadamente un año y medio, al poco cumplió 18 años y se convirtió en un joven migrante extutelado. Se vio solo, sin familia ni recursos y sin otra salida, las calles de Málaga capital se convirtieron en su casa durante siete meses. “No puedes imaginar cómo lo he pasado”, confiesa este joven a Viva Málaga.

Y la pandemia empeoró aún más su delicada situación. Mientras él era un joven sin hogar, toda la población se confinaba en sus casas y asociaciones y entidades estaban desbordadas. “Pasas frío, miedo,  hambre”, recuerda Salah sin perder la sonrisa, incluso debajo de la mascarilla, porque su presente le ofrece un techo digno y la posibilidad de un futuro mejor. “Ya olvido lo que me ha pasado en la calle, porque tengo un plan de futuro”, dice emocionado. Ahora, gracias a la ayuda de varias ONG, como la Asociación Marroquí, ha creado redes de apoyo.

A sus 19 años, Salah vive en uno de los pisos de acogida de esta asociación para la integración de los inmigrantes. Comparte casa con otros cinco jóvenes con situaciones parecidas a la suya.

“Estoy estudiando, para sacarme la ESO. Ahora la cosa está tranquila, mejor que antes”, ha puntualizado. Lo único que le falta es que autoricen su permiso de trabajo, algo que confiesa estar deseando: “Mis papeles, poder trabajar y tener un futuro bueno”.

Durante su espera, asiste a cursos que imparten en la Asociación Marroquí, entre ellos, uno para perfeccionar su español.

Asociación Marroquí

Salah es uno de los 120 chicos extutelados que fueron atendidos en Málaga en el 2020, por la Asociación Marroquí, de los que un 80 por ciento estaba en situación de calle.

“Es una juventud que con 18 años se convierte en adulta y pasan de estar bajo la tutela del sistema de protección de menores a quedar prácticamente en la calle”, describe Irene Quirante, técnica de integración social de la asociación.

El principal motivo, cuenta, es la “falta de recursos habitaciones, como albergues. No son recursos óptimos para esta juventud, pero por lo menos es una cama, y, ni siquiera, en muchos casos se están encontrando con esta posibilidad, una vez que alcanzan la mayoría de edad”.

La ONG trabaja para la integración e inclusión de las personas migrantes y de cualquier ciudadano que pueda estar en una situación vulnerable. Bajo las premisas del fomento de la convivencia, el respeto, la tolerancia y la sensibilización imparten “clases de español, inglés, actividades de asesoramiento en materia de búsqueda de empleo, acceso a cursos”, detalla Quirante.

Ahora que está comenzando el frío y la humedad hace las noches muy duras, la asociación marroquí de Málaga inició, hace unas semanas, una campaña de recogida de mantas para repartir entre las personas sin hogar.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN