Quantcast
El tiempo en: Málaga
Sábado 26/11/2022  

Málaga

El Clínico es pionero en dar un “revolcón” tecnológico a la nutrición para salvar vidas

El Hospital Virgen de la Victoria de Málaga implanta un sistema de valoración morfofuncional que ayuda diseñar un diagnóstico, tratamiento y pronóstico mejor.

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
Cargando el reproductor....
  • Se mejora su situación general, se agiliza su recuperación y se minimizan las complicaciones.
  • El hospital malagueño lleva ocho años trabajando en este proyecto, los centros andaluces ya lo han copiado y los españolas se están formando.

La tecnología le ha dado un “revolcón” a la nutrición. El Hospital Clínico de Málaga ha implantado, con “éxito” un programa de valoración morfofuncional. La realización de una serie de nuevas técnicas está proporcionando información precisa sobre el estado de salud nutricional del paciente, dando a conocer carencias o aspectos como la cantidad de tejido graso o la masa muscular que tiene.

Significa años de vida para el paciente y mejoría en el tratamiento

Son técnicas “sencillas”, cuenta el especialista en Endocrinología y responsable de la unidad de Nutrición del complejo hospitalario, José Manuel García Almeida, pero “pioneras”. Por ejemplo, la ecografía nutricional es la “primera vez que se ha utilizado” y las “otras se han dimensionado para que se puedan usar en la práctica clínica”.

Gracias este sistema se puede saber con precisión el estado de cada paciente y ofrecer un diagnóstico, tratamiento y pronóstico “individualizado”. Se mejora su situación general, se agiliza su recuperación y se minimizan las complicaciones: “La mortalidad viene de la inflamación de la enfermedad y de la nutrición, de la falta de reservas del paciente para pelear contra la enfermedad, y la valoración morfofuncional mide la reserva del paciente, cómo está de fuerte, para operarlo o realizarle cualquier tratamiento”.

García ha continuado poniendo ejemplos para explicar que detectar los “cambios que se producen en las mediciones de ángulo de fase o de la cantidad de músculo, significa años de vida para el paciente y mejoría en el tratamiento”. En un inicio, el sistema se planteó para ser utilizado en pacientes con “riesgo nutricional muy alto” que estaban en las unidades de Oncología, Cirugía y Críticos; pero el tiempo demostró los beneficios de estas técnicas en muchas enfermedades inflamatorias intestinales, degenerativas y en problemas neurológicos: “Son herramientas que han venido a apoyar al resto de la medicina”.

El Hospital Clínico malagueño lleva ocho años trabajando en este proyecto que “se ha extendido a todos los servicios” y que ayuda cada año a 1.000 pacientes. Los centros andaluces ya lo han copiado y se está formando a especialistas españoles para seguir implantando estas técnicas en todo el país.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN