El tiempo en: Málaga
Sábado 13/04/2024  

Málaga

Exclusiva

Entre risas con José Mota y Pepe Viyuela: "Si es que realmente somos hermanos"

En el Festival de Málaga han presentado el film 'El hotel de los líos', la segunda parte de la exitosa comedia 'García y García', dirigida por Ana Murugarren

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Cargando el reproductor....
  • "Ya nos retroalimentamos", cuenta Viyuela, que vuelve a trabajar junto a Mota en esta segunda entrega

El humor de nuestro país no se entendería sin ellos. Tan arraigados están sus personajes que entro y veo al Chema de 'Aída' y al cansino histórico y la Vieja'l Visillo a su lado. Saludan con una risa y eso ya lo dice todo. Son unos cachondos por decreto.

En el Festival de Málaga se ha presentado el film 'El hotel de los líos', donde José Mota (1965, Ciudad Real) y Pepe Viyuela (1963, Logroño) compran un hotel ruinoso en una subasta a un precio astronómico. Allí tendrán que lidiar con una banda de ladrones y una cuadrilla de niños científicos superdotados que idean un descubrimiento revolucionario. Una comedia coral que es un 'spin off' de la exitosa película 'García y García', también dirigida por  Ana Murugarren.

Lo mejor de este tándem cómico es que nunca sabes por dónde te van a salir. Se compenetran a la perfección. Son ya dos películas protagonizadas por ambos y tienen la química de dos hermanos, como ellos dicen. Atienden a Viva Málaga en el AC Málaga Palacio, la base de operaciones de cualquier elenco en estos días de cine en la capital de la Costa del Sol.

'García y García' funcionó muy bien. Para esta ya han trabajado con la base de la anterior. ¿Qué les hace pensar que este spin-off puede triunfar también?

–Mota: En esto te tienes que dejar llevar por la intuición y la sensaciones que hemos tenido ambos de haberlo pasado muy bien. Incontestablemente bien, muy divertido. Me he reído mucho con él, a pesar del frío que ha hecho en el rodaje. Mes de diciembre, en El Escorial... no te lo puedes ni imaginar. Los lagartos pasaban por el monte con mantas.

–Viyuela: ¿No era una cabra? Bueno... más que pensar si puede funcionar esta película, reflexionábamos y decíamos "oye, está quedando bien, ¿eh?". Luego ya es el efecto de conocerse, de haber trabajado juntos una vez y tener ilusión de repetir. Ya nos retroalimentamos.

A esta película entra un grupo de niños y niñas. Esto de grabar con los más peques, de alguna forma, ¿condiciona el guion? ¿Se hace el mismo humor delante de niños?

–Mota: No es diferente, qué va. Empasta más todavía. Estos dos personajes son en realidad dos niños con responsabilidad de adultos. De verdad, he sentido muy positivo la presencia de chavales en la peli, lo hemos pasado muy bien con ellos. En la grabación, decían ¡corten! y en seguida están jugando. Ha habido un ambiente muy bonito.

–Viyuela: Además, los actores cómicos buscamos siempre esa sensación de libertad. No sentirnos constreñidos, asustados... y los niños están libres de corsés. Y ahí dices "yo quiero ser así". Ellos lo interpretan como un juego y se liberan del corsé. Yo quiero recuperar esa energía infantil que hace que esté aquí por placer, por gusto.


Cuestionario 'Seven'

Siete preguntas variopintas, siete respuestas para conocer mejor a los entrevistados. ¡Preparados, listos, ya!

1. ¿Con qué persona del mundo del cine se perdería en Málaga?

–Mota: Con Charlie Chaplin.  

–Viyuela: Yo con Buster Keaton. De hecho, no sé si llamarlo (risas). Nos vamos a comer los cuatro.

2. ¿Qué no soporta de la gente?

–Mota: ¿Lo que menos soporto? La tontería. De la que tienes que tirar de vara y pegar así en las canillas dos leñazos. Hay mucha tontería a veces, pues sí... (risas)

–Viyuela: Sí, sí, sí... y la presunción, la fatuidad. Yo tampoco la soporto. Y bueno, lo iba a decir, pero en verdad no lo digo.

3. Película que más veces ha visto.

–Mota: Ben-Hur.

–Viyuela: Muerte en Venecia.

–Mota: Fíjate tú que la vi hace poco.

–Viyuela: ¿Qué vas a saber tú? (risas)

4. ¿Cuál sería su momento de felicidad perfecta?

–Viyuela: Yo lo tengo claro. Cuando vea a mi nieta, que está a punto de nacer. Ese va a ser el momento más feliz de mi vida.

–Mota: Los que haya pasado con mi familia, y me quedan. Con mi mujer, mis padres, que ya no están conmigo pero siempre los llevo encima, mis hijos..

–Viyuela: ¿Y conmigo?

–Mota: Te puedo adoptar, podemos hablarlo...

5.  ¿Qué cambiaría de sí mismo?

–Viyuela: Bueno... no lo sé. ¿Ves? La duda. Yo cambiará que dudo mucho en las cosas. Aunque, más que la duda, el sentimiento de culpa. Creo que no nos ayuda demasiado fustigarnos: que si no he madrugado, que si deberíamos haber hecho esto o lo otro. Me gustaría ser menos juez de mí mismo.

–Mota: ¿Qué cambiaría? Una estufa antigua que tengo, por un termo. Una catalítica. Si hay alguien interesado, por favor, que contacte con el teléfono que aparece en pantalla.

6.  ¿De qué se ha sentido más orgulloso en la vida?

–Viyuela: Joder, no sé si tengo algún momento del que sentirme orgulloso. Bueno, quizá de mis padres. He tenido mucho suerte. Mi madre tenía muchísimo sentido del humor.

–Mota: Suscribo eso. Acuérdate de lo que nos decía nuestra madre: "Hijos míos, tomaros el humor en serio, con la comedia ni media broma" (risas), ¿Te acuerdas?

–Viyuela: (risas) Sí sí, si es que realmente somos hermanos. Nuestra madre nos decía eso...

7. Póngale un título a la película de su propia vida.

–Viyuela: Mmmmm... ‘Visto y no visto’. Yo haría alusión a la fugacidad: mi vida se ha pasado volando.

–Mota: Ser o no ser. To be o to be not.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN