Quantcast
El tiempo en: Málaga
Sábado 10/06/2023  

Málaga

Creada la 'Alianza vecinal' para hacer la capital más habitable

Seis colectivos culpan al Ayuntamiento de inacción frente al ruido, la ocupación de calles y la inseguridad

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai

Comparecencia ante la prensa.

Los representantes vecinales.

  • Presentan un manifiesto en el que reclaman actuaciones urgentes porque "Málaga no es sostenible hoy"

Aseguran que no aguantan más por la contaminación acústica, la ocupación de las terrazas en las principales vías de la ciudad, por parte de bares y restaurantes, ni los "crecientes problemas de inseguridad ciudadana" con los que conviven junto a las zonas donde ejercen su actividad nocturna locales musicales. Y culpan a la "actual Corporación Municipal" de no dar respuesta durante años a sus denuncias ante la Policía Municipal, y las quejas presentadas en las respectivas concejalías para que corrijan estas situaciones.

 Por ello, seis asociaciones de vecinos de diferentes barrios de Málaga capital han decidido formar una 'Alianza Vecinal' para actuar de forma coordinada y tratar de "unir nuestras voces". Y lo hicieron este martes 23 con la presentación pública de un Manifiesto con el que quieren dar a conocer a la ciudadanía de Málaga "los problemas que venimos sufriendo desde hace años".
 
Los colectivos que la integran son la Asociación de Vecinos Centro-Sur Soho, Barrio de las Artes, la del Centro Antiguo, El Romeral contra el ruido, la Asociación Parque del Mar, Asociación Torrijos, y la Asociación de El Palo. Presidentas y presidentes de todas ellas comparecieron en rueda de prensa en el salón del centro municipal de La Merced, para realizar este 'bautismo vecinal' en el que por vez primera tras casi tres décadas (y al contrario que sucede en la mayoría de grandes ciudades españolas) han puesto un pilar para una posible futura Federación Vecinal.
 
"Por ahora esto no es una Federación, de momento, ni una agrupación que tenga una estructura orgánica. Cada asociación mantiene su independencia y nos reunimos entorno a problemas concretos. Los vecinos no tenemos ni un solo derecho más que otros colectivos de la ciudad, pero tampoco ni un solo derecho menos. El Ayuntamiento es el que tiene la obligación de cumplir y hacer cumplir la ley", dijo Carlos Carrera, presidente de la Asociación Centro Antiguo. 
 
Cada uno en su barrio, según dicen, han tomado conciencia de que tienen problemas comunes con la llegada de la actividad turística a la ciudad y el crecimiento de los negocios de hostelería. En el verano de 2022, el barrio de Huelin estalló al anunciarse la instalación de una feria. Y desde entonces sus representantes comenzaron a reunirse con frecuencia. A ellos se sumó también el colectivo de El Palo, con Mercedes Pirez, como presidenta. Fruto de esas conversaciones constituyeron una mesa de trabajo, pero "hemos visto que los problemas siguen sin solucionarse, y no remiten", insisten.
 
 En el Manifiesto se recoge como principal problema "la contaminación acústica excesiva que está afectando a la salud de los residentes" y, que dicen, está provocada "por el ruido de las terrazas de los bares y de las azoteas de los hoteles", así como por las despedidas de solteros.
 
También se quejan de la ocupación de la vía pública de una forma "invasiva y agresiva" por las terrazas que han ido ampliando más allá del perímetro que la Administración municipal ha otorgado a los bares. 
 
"Consideramos que el Ayuntamiento no cumple con su deber de velar para que las aceras sean transitables y no sanciona a los locales que se exceden en el espacio de sus terrazas o el ruido", señala el Manifiesto.
 
A la suciedad que los vecinos dicen detectar en la calles de Málaga, añaden los problemas de seguridad ciudadana, "ya que a la salida de los lugares de ocio se producen conductas incívicas y peligrosas con peleas, gritos, o de gente que hace sus necesidades en la vía pública".
 
REGULACIÓN DE LAS VIVIENDAS TURÍSTICAS
 
Las seis asociaciones vecinales, en cuyos barrios como Teatinos, El Palo, Huelin, Soho, o el Centro Histórico residen más de cien mil personas, califican de "pésima gestión" la realizada por el Ayuntamiento que preside Francisco de la Torre en la regulación de las viviendas turísticas. 
 
"Ahora oímos hablar al alcalde del tema porque tiene elecciones por delante, a pesar de que hace años que venimos denunciando este problema. La inacción del Ayuntamiento nos ha llevado al descontrol actual", se quejan.
 
Los vecinos consideran que existe una escasez de vivienda en la capital ya que muchos residentes han sido expulsados de sus casas, porque los propietarios deciden dedicar los inmuebles para viviendas turísticas. 
 
"Los precios para compra y alquiler han subido más que en cualquier otra ciudad de España, y se construyen cada vez menos viviendas públicas", por lo que reclaman que esta sea una de las prioridades en la gestión municipal.
 
CAMPAÑA ELECTORAL
 
Estos colectivos rechazan cualquier tinte electoral por la difusión de este Manifiesto coincidiendo con el final de la campaña de las elecciones municipales.
 
"Estamos aquí porque no podemos vivir en nuestras casas. En mi caso da igual si hay o no elecciones. Llevo 20 años en el barrio del Soho, se nos prometió que iban a quitar la prostitución y antes vivía mucho mejor con ella que ahora con el ruido", se quejó una representante vecinal de la Asociación del Soho, en donde, dijo, se ha vuelto a dar una nueva licencia para una discoteca que cierra a las siete de la mañana. 
 
"¿Y cuándo podemos dormir? ¿Tenemos derecho a descansar por la noche?", se preguntó la representante vecinal. Para estos colectivos, el Consistorio "nos ha tomado el pelo" con unas declaraciones no efectivas de Zonas Acústicamente Saturadas (ZAS), en unas 108 calles de Málaga.
 
Según explica Virginia Martín, presidenta de El Romeral contra el Ruido, "tenemos que grabar situaciones de inseguridad a la salida de los locales en la zona de Teatinos, pese a que se da aviso a la Policía para que intervengan. No puede ser que pese a tengamos declarada la ZAS un anterior local chino se convierta de la noche a la mañana en una cervecería, lo que era una churrería se le dé licencia para un bar de copas, y lo que era una clínica dental, que llevaba cerrada mucho tiempo, se convierta en otro bar".  
 
"Málaga no es sostenible hoy por hoy, y el único culpable de ello es la actual Corporación", y añaden que "algunos agentes sociales se han aprovechado" del clima y el carácter de sus habitantes, "con el beneplácito de este Ayuntamiento", para deteriorar la que era la 'Ciudad del Paraíso', como la denominó el escritor Vicente Aleixandre.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN