El tiempo en: Málaga
Jueves 13/06/2024  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Fuego amigo

Recordar Malaya

Roca, un asesor de Urbanismo capaz de untar a los concejales para jugar con la ciudad como si fuera un tablero de ajedrez

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Olivo (i) y Roca durante un juicio. -

El caso Malaya vuelve a escena. Una docuserie analiza para RTVE aquel proceso de corrupción que llevó al banquillo a más de 90 personas, entre ellas casi toda la corporación local de Marbella nacida tras la censura contra el exalcalde Julián Muñoz que estaba capitaneada, frente a los focos, por Marisol Yagüe, y en las sombras por Juan Antonio Roca, un asesor de Urbanismo capaz de untar a los concejales para jugar con la ciudad como si fuera un tablero de ajedrez en el que él siempre era el jugador aventajado. Piensos estos días en ese proceso y en lo que supuso. Jorge González, el funcionario que lo denunció todo frente al juez de instrucción Miguel Ángel Torres, llegó a definir la situación creada en la Perla del Mediterráneo como ‘anomia’, es decir, según la RAE es el conjunto de situaciones que derivan de la carencia de normas sociales o de su degradación. Fue el primer ayuntamiento intervenido por la democracia, lo que no ocurrió ni siquiera con los consistorios vascos en los que imperaba la ley del silencio porque media población estaba secuestrada por el miedo. Los rescoldos sobre los que un día Jesús Gil construyó una ciudad que parecía de ensueño pero que, por dentro, estaba carcomida por la corrupción, acabaron alumbrando el gran fuego malayo, un macroproceso que fue el primero de muchos y que dio la medida exacta de la degradación de la democracia española en algunos lugares en los que el Estado y otras instancias superiores, por falta de medios, fundamentalmente, se habían retirado para no ver voluntariamente lo que ocurría. Es importante recordar, repasar lo sucedido a partir del 29 de marzo del año 2006 en Marbella, cuando se produjeron las primeras detenciones, y todo lo que vino después. También es importante alabar el papel judicial y policial jugado por algunos funcionarios que, estando en primera fila, se negaron a que la indigna fiesta siguiera hasta la madrugada. Y, cómo no, hemos de recordar la gran actuación de la Audiencia Provincial, cuya sección Primera, capitaneada por José Godino Izquierdo, llevó adelante uno de los juicios más voluminosos y complejos jurídicamente de la historia de la aún joven democracia española. Mirar atrás para no repetir los errores cometidos, volver la vista a los años oscuros y sacar conclusiones. Recordar para ser mejores de lo que éramos.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN