El tiempo en: Málaga
Sábado 13/04/2024  

Málaga

El Unicaja barre al Surne Bilbao en Miribilla

El triunfo visitante fue incuestionable y el Unicaja enganchó una séptima victoria consecutiva que le fortalece en la segunda plaza en la Liga Endesa

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • El alero de Unicaja Málaga Jonathan Barreiro. -

El Unicaja de Málaga barrió este sábado al Surne Bilbao Basket en el Bilbao Arena de Miribilla (43-67) en un partido que los de Ibon Navarro sentenciaron ya en un primer cuarto arrollador ante un rival que logró la peor anotación de su historia en todas las competiciones.

Fue un choque especialmente malo de los hombres de negro, que no aprovecharon ni la opción que les dieron los rivales en un tercer cuarto tan romo como relajado.

Pero el triunfo visitante fue incuestionable y el Unicaja enganchó una séptima victoria consecutiva que le fortalece en la segunda plaza en la Liga Endesa, mientras que el Surne Bilbao llega a la seis derrotas consecutivas en Liga que contrasta con las seis seguidas que lleva en la Copa Europa FIBA.

Aunque lo peor para los de Jaume Ponsarnau, que ha sufrido la peor derrota del curso sin duda, es haber caído cerca de los puestos de descenso, que tiene provisionalmente a dos victorias. 

En una cita penosa para los locales, especialmente en la anotación, y con la labor tan coral de los visitantes es difícil destacar a alguien. Aunque los mejores fueron Alex Renfroe (10 puntos y 14 de valoración) entre los de negro y Dylan Osetkowski (15, 5 rebotes y 15) por los de blanco.

Un mate de Hlinason y un triple de Kullamae parecieron anunciar un buen partido de los locales (0-5), pero nada más lejos de la realidad ya que los visitantes respondieron con un 0-7 que avisó de lo que venía. 

Aunque tres puntos de Renfroe y otro triple de Kullamae permitieron al Surne Bilbao mandar otras veces en el marcador (8-7, 11-9), los de negro colapsaron en los dos lados de la cancha en el tramo final de un primer cuarto en el que los de Navarro empezaron a conseguir canastas fáciles que le dieron ocho punto de ventaja (11-19).

Un 0-10 que cortó Killeya-Jones (13-19) antes de entrar en un segundo cuarto en el que el ritmo y el juego malagueños arrollaron a unos 'hombres de negro' más que superados.

Intentaron sobrevivir como pudieron los locales en el arranque del segundo cuarto (21-28) pero estaba claro que el Unicaja era bastante mejor y, con numerosas canastas de alto porcentaje -penetraciones, bandejas, anotaciones bajo los aros- encadenó un 2-16 que pareció dejar dejó finiquitado el partido (23-44).

Dos arranques de orgullo de Renfroe taponaron la herida local (26-44), pero otra canasta sin casi oposición de Ejim dejó un 26-46 al descenso que parecía dejar todo decidido. Pero más aún por el juego que se estaba viendo que por contundente del marcador.

El 4/10 en tiros libres al descanso de los locales y el -7 de valoración de su principal anotador Adam Smih (tres triples fallados, dos faltas y dos pérdidas) mediado un tercer cuarto que no cambió mucho las cosas eran dos datos que explicaban bien lo que sucedía en la cancha.

Lo que sí varió en el tercer cuarto fue la fluidez anotadora del Unicaja, que se atascó como lo estaba el Surne. Aunque como los de negro tampoco mejoraban en exceso, y a pesar de que se iba comprimiendo la ventaja, la victoria de los de blanco no peligraba (35-51). Los tiros libres seguían siendo un martirio para el Surne.

El 11-5 del tercer cuarto, con el conjunto vizcaíno incapaz y el malagueño desacertadísimo, también resumió bien el tercer cuarto (37-51).

Pero tanto remoloneó y se relajo el Unicaja que animó al Bilbao Basket. Que se animó con las dos primeras canastas del último cuarto acercándose a diez puntos en el marcador con nueve minutos por disputarse (41-51).

No obstante, en un último choque con un parcial de 4-4 en los cinco primeros minutos del último cuarto la idea de remontar era casi una quimera. Y más si locales mantenían su mal partido y además el Unicaja recuperaba su ritmo anotador. Como ocurrió.

En ese escenario dos triples de Osetkowski dejaron finiquitado el choque a tres minutos del final (41-61) y lanzaron a su equipo a un triunfo de la dimensión que se esperaba al descanso (-). La noche negra del Surne no se quedó ahí, ya que a pocos segundos del final Hlinason se retiró cojeando parecía que con un esguince en el tobillo derecho.

- Ficha técnica:

43 - Surne Bilbao Basket (13+13+11+6): Renfroe (10), Kullamae (10), Rabaseda, Tsalmpouris (2) y Hlinason (4) -cinco inicial-; Pantzar (6), Smith (2), Reyes (3), De Ridder, Andersson y Killeya-Jones (6) y Rigo.

67 - Unicaja (19+27+5+16): Perry (7), Djedovic (8), Barreiro (2), Osetkoswki (15) y Kravish (4) -cinco inicial-; Díaz, Taylor (5), Kalinoski (7), Ejim (4), Thomas (8), Sima (6) y Saint-Supery (1).

Parciales: 13-19, 26-46 (descanso); 37-51 y 43-67 (final).

Árbitros: Fernando Calatrava, Arnau Padrós y Andrés Fernández. Eliminado por faltas Kravish (m.32).

Incidencias: Partido de la undécima jornada de la Liga Endesa disputado en el Bilbao Arena de Miribilla ante 8.791 espectadores. Dato oficial.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN