El tiempo en: Málaga
Sábado 13/04/2024  

Málaga

Detenido dos veces en una semana por maltratar y amenazar a su madre y a la expareja

El hombre gritaba a su llegada: "Llevadme a los calabozos porque como me quede aquí voy a cometer una locura"

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Patrulla de la Policía Local. -

Un hombre ha sido detenido por la Policía Local de Málaga dos veces en una semana por maltratar y amenazar presuntamente a su madre y a su expareja y por quebrantar sendas órdenes de alejamiento.

El primer suceso se produjo al presentarse en estado agresivo en una vivienda donde comenzó a insultar a su madre, a la que presuntamente siguió por la casa y empujó en el hombro para impedirle salir, además de golpear con el puño y tirar una televisión, ha informado este lunes la Policía Local en un comunicado.

Al llegar al lugar, los agentes encontraron abierta la puerta del domicilio y en el interior a la víctima acompañada de otro hijo, y a continuación localizaron en el balcón refugiado al presunto autor, que mostró resistencia a la acción policial.

Los policías comprobaron que tenía en vigor desde octubre de 2023 una prohibición judicial de comunicarse o acercarse a la víctima a menos de 300 metros, y en el cacheo preventivo se le localizó un trozo de hachís que fue intervenido.

Dos días después, el individuo conducía un coche del que presuntamente se apeó para dirigirse hacia su expareja, que conducía otro vehículo, comenzó a increparla y a forcejear con ella a través de la ventanilla hasta arrebatarle el teléfono móvil y las llaves del coche, y tiró estas al cauce del río Guadalmedina y se marchó con el móvil.

Además, presuntamente, el individuo la amenazó, al igual que en otras ocasiones, por lo que un juzgado de violencia sobre la mujer de Málaga dictó una orden de prohibición de aproximarse a la misma a menos de 500 metros.

Siete días después del primer suceso, el hombre se personó en la vivienda de su expareja y comenzó a insultarla y amenazarla desde fuera a través de la ventana.

Cuando se desplazaron al lugar, los policías encontraron al individuo agarrado a las rejas de la ventana y dando gritos en actitud violenta.

El hombre gritaba a su llegada: "Llevadme a los calabozos porque como me quede aquí voy a cometer una locura", o: "Ya has conseguido lo que estabas buscando. Como el juez no me meta en prisión vengo a buscarte”, por lo que fue detenido y puesto a disposición judicial. 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN