El tiempo en: Málaga
Sábado 25/05/2024  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Acento andaluz

El manoseo de las cifras del paro

Las lecturas políticas de los datos del paro registrado todos los meses o de la Encuesta de Población Activa por trimestres resultan cada vez más pueriles...

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Una oficina del SAE. -

Las lecturas políticas de los datos del paro registrado todos los meses o de la Encuesta de Población Activa por trimestres resultan cada vez más pueriles e incluso rozan la estulticia en unos dirigentes que nos toman a los ciudadanos como menores de edad incapaces de interpretar la actualidad laboral.En una ecuación fija que no falla, las buenas cifras del desempleo se las arroga el gobierno de turno gracias a su pujanza y su apuesta decidida por acabar con el drama que sufren muchos españoles de levantarse y no tener trabajo. Estos mismos gobiernos nunca asumen luego el mal registro, del que responsabiliza lógicamente, faltaría más, a las políticas nefastas de otro gobierno de diferente color político y ámbito territorial de actuación.

 

Bajemos el balón al suelo con el ejemplo palmario de esta semana: espectaculares cifras en España y en Andalucía del paro del pasado mes de abril. Sin embargo, para el Partido Popular nacional -que siempre ha dudado del buen comportamiento del paro desde que gobierna el PSOE pese a que sus gobiernos autonómicos presumían de esos datos- que superemos por primera vez los 21 millones de ocupados en España es gracias exclusivamente al empuje decisivo de las comunidades gobernadas por los populares que están tirando del carro de la economía española. Comunidades que cuando tienen un mal dato lo achacan a las nefastas decisiones de Pedro Sánchez que castigan a sus territorios.

 

Es decir, al Gobierno central, al que se le podrán cuestionar muchas decisiones controvertidas, le está vetado cualquier medalla de la evolución positiva del desempleo o de la economía como si la prosperidad fuese un concepto exclusivo del PP.  En fin, quedémosnos con los hechos irrefutables: 21 millones de ocupados en España por primera vez y el menor paro desde 2008. En Andalucía, muy por debajo de los 700.000 parados, barrera psicológica que rompió meses atrás. Actualmente 678.000 desempleados. Una cifra que, para la Junta de Andalucía, es gracias a la bajada de impuestos, a la simplificación administrativa y a la confianza que genera en los inversores la estabilidad política de la que goza nuestra tierra. Y seguramente no le faltará razón. Ahora bien, cuando pinten bastos tras el verano y vuelva a subir el paro, no valdrá decir que la culpa es del malvado presidente del Gobierno que no quiere que levantemos la cabeza y nos maltrata frente a otras comunidades.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN