El tiempo en: Málaga
Lunes 18/01/2021

Málaga

Desahucian a Fátima y a sus padres, ambos enfermos

El lanzamiento se produjo el pasado viernes en la zona de Carretera de Cádiz, en Málaga capital, tras dos prórrogas, esta última de tan solo dos días

Publicidad Ai
Publicidad Ai
  • A pesar de la presión social, el pasado viernes se hizo efectivo el desahucio de esta familia.
  • Debe 15 meses de alquiler de un piso que cuesta 1.200 euros mensuales
  • El Ayuntamiento tan solo ofrece el albergue municipal o un hostal como alternativas, pero debido a su situación, irán a casa de un familiar
  • Asegura que la empresa dueña del piso, Torremolinos 88, "tiene la mitad del bloque vacío y otro entero, debido al precio de los alquileres"

No ha podido ser. A pesar de la presión social y de dos prórrogas, la familia de Fátima ha tenido que abandonar su piso alquilado a la empresa Torremolinos 88 y situado en Carretera de Cádiz, en Málaga capital.

Esta joven de 34 años convive con sus padres, ambos enfermos. Con 15 meses de retraso en el pago del alquiler, con una cuantía de 1.200 euros mensuales, el primer acto de lanzamiento llegó el 25 de septiembre, pero consiguieron dos meses más de prórroga. El pasado miércoles, 25 de noviembre, lograron una nueva, pero esta vez de tan solo dos días. “El área de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Málaga redactó un informe de vulnerabilidad para el 25 de septiembre, pero tendrían que haber presentado otro actualizado con el tema del Covid, ya que su situación laboral y familiar no ha cambiado en estos dos meses”, explicó Paqui Macías, edil de Adelante Málaga.

Asimismo, cuenta con una ayuda de 1.800 euros, pero “para ella es como si nada, ya que no tiene contrato ni nómina, por lo que no encuentra arrendatario que le alquile una vivienda”, detalló a Viva Málaga.

La única alternativa que le ofrecía el Consistorio el pasado miércoles era un hostal o el albergue. Todo parecía indicar que la ayuda legal de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) iba a conseguir que esta familia pudiese quedarse en su hogar, pero no fue así finalmente y el pasado viernes optaron por quedarse en la casa de un familiar que reside en Torremolinos.

Fátima encontró un mejor trabajo en Sevilla el año pasado, por lo que se trasladó a esta ciudad. Sin embargo, fue despedida y aún no ha recibido los 30.000 euros de despido improcedente, que asegura que ha ofrecido “íntegros” a su anterior casero,  cuando reciba el pago en enero, pero no ha aceptado. “No me estoy negando a pagar, tan solo que ahora no puedo hacerlo. Son dueños de la mayoría de este bloque y tienen los pisos vacíos, además de otro, porque cobran muchísimo de alquiler”, aseguró Fátima en declaraciones a Viva Málaga. “Mi padre tiene un tratamiento de diálisis y le van a amputar la pierna. ¿Cómo puedo ir a un hostal así?”, explicó entre lágrimas la afectada.

Numerosos vecinos y asociaciones se concentraron el viernes para tratar de frenar el desahucio, pero tal y como explicó una de las personas presentes, la procuradora de la propiedad se presentó a las ocho de la mañana, acordonaron la zona, y le dieron una hora para recoger sus cosas y abandonar el que ha sido su hogar hasta ahora.

COMENTARIOS