El tiempo en: Málaga
Sábado 10/04/2021

Málaga

La eterna lucha de unos vecinos de Torremolinos ante la okupación de unos hoteles

Desde el cierre de Califa I y II, en el año 2014, se han sucedido varios incendios y actos vandálicos en estos inmuebles cercanos al centro de Torremolinos

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai

Estado en el que se encuentran los hoteles Califa I y II, en el centro de Torremolinos.

Estado en el que se encuentran los hoteles Califa I y II, en el centro de Torremolinos.

Estado en el que se encuentran los hoteles Califa I y II, en el centro de Torremolinos.

Estado en el que se encuentran los hoteles Califa I y II, en el centro de Torremolinos.

Estado en el que se encuentran los hoteles Califa I y II, en el centro de Torremolinos.

  • Además de la inseguridad y los problemas de suciedad, denuncian la pasividad del Ayuntamiento y de la Policía Local
  • El Ayuntamiento incumple la ordenanza municipal sobre conservación, rehabilitación y estado ruinoso de las edificaciones
  • Actualmente es propiedad de Aliseda Inmobiliaria, que pertenece al Banco Santander

 Hay hoteles en Torremolinos que alojan, en una época sin pandemia, a miles de turistas cada año para disfrutar de esta ciudad. Otros, sin embargo, no han tenido la misma suerte y tuvieron que cerrar sus puertas. Es el caso de los hoteles Califa I y II, en la calle Cruz, una zona muy cercana al centro de esta ciudad.

Estos alojamientos, conectados por el interior, quedaron abandonados en 2014 y comenzaron a llenarse de okupas, con la consiguiente  llegada de la “inseguridad y la suciedad”, tal y como detallan varios vecinos consultados por Viva Málaga.

 

Indendios y vandalismo

“La situación ha llegado al límite. De noche y día rompen cristales y los tiran a la calle en peleas, nos insultan, dejan sueltos a los perros en la calle para que hagan sus necesidades, por no hablar de la suciedad y de que es un foco de insalubridad, sobre todo la piscina, y  de delincuencia”, explica una de las vecinas que prefiere no dar su nombre.

Cabe recordar que el Ayuntamiento de Torremolinos ya tapió las entradas al hotel en marzo de 2019 para evitar la entrada de más personas, pero no ha servido de mucho.

Además de la inseguridad que supone la actitud de algunas de estas personas hacia los vecinos, hay que destacar que en octubre de 2018 se produjo un incendio el Hotel Califa I, lo que obligó a cortar la calle. Este incidente se saldó sin daños personales, ya que estaba vacío cuando llegaron los Bomberos. Sin embargo, las labores de extinción sí que fueron complicadas por los numerosos edificios que lo rodean.

No son pocas las veces que los residentes han llamado a la Policía Local para tratar de solucionar esta situación. “El 70 u 80% de uno de los hoteles está okupado, no más por el incendio. En cuanto al otro, no hay personas porque carecen de cristales y no pueden refugiarse. Cuando hemos llamado a la Policía nos dicen que mientras estén allí, están controlados. Pero lo estarán para ellos porque nosotros estamos inseguros”, asegura Nacho, uno de los afectados.

Por su parte, Bernardo Ruiz afirma que “hay riesgo de otros incendios porque tienen la luz enganchada, bombonas de butano en las terrazas, etc.”. Asimismo, recuerda que ante la pasividad del Ayuntamiento, recurrieron al Partido Popular para que la Policía Local pasase por la zona y viese lo que ocurre.

Denuncias

Una de las vecinas que ha detallado estos problemas presentó una denuncia por lo penal en el Juzgado número 1 de Torremolinos el pasado 13 de enero, ya que “la situación se está precipitando, incluso con amenazas de muerte de estas personas”, afirma. Casualmente, se cruzó con el alcalde de la localidad, José Ortiz, en el centro y le detalló lo que viven a diario estos vecinos. “Me comentó que hay una 15 personas que están identificadas, y que desde la Cruz Roja los están ayudando”, dice.

La ordenanza municipal sobre conservación, rehabilitación y estado ruinoso de las edificaciones indica que “la vigilancia y el control para el cumplimiento de los deberes de conservación y rehabilitación corresponde  a los servicios municipales”. En el artículo 8 se establece que corresponde al “alcalde, u órgano en quien delegue, ordenar la ejecución de las obras y actuaciones necesarias para conservar las edificaciones”.

Propiedad

Los hoteles Califa I y Califa II pertenecen al complejo Medina Azahara, de la cadena Summa Hoteles, que entró en concurso de acreedores en 2014, de ahí este cierre, al que también hay que sumar el del Hotel Los Álamos, también en Torremolinos.

Este alojamiento tuvo una suerte distinta, ya que su propietaria, la Seguridad Social, lo tapió en 2016 y contó con personal de vigilancia ante el vandalismo de los que allí entraron, que dejaron pintadas en los balcones y se llevaron hasta las máquinas de aire acondicionado de las habitaciones.

Por último, tal y como informó una de estas vecinas, la actual propietaria de los hoteles Califa I y II es la inmobiliaria Aliseda, que pertenece al banco Santander y que parece que ha abandonado a su suerte estos edificios.

COMENTARIOS