Quantcast
El tiempo en: Málaga
Viernes 17/09/2021

Absit Invidia

Mareando la perdiz

Afortunadamente, la política andaluza no sufre la crispación, el enfrentamiento y la polarización constante que sí padece la cosa pública en el ámbito nacional

Publicado: 10/09/2021 ·
19:19
· Actualizado: 10/09/2021 · 19:19
Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad Ai
  • PERDIZ ROJA
Autor

Pedro García Vázquez

Pedro García es periodista. Director de Informativos de 7 Televisión y Publicaciones del Sur

Absit Invidia

Con la esperanza de ser entendido por lo que pone, y por lo que no. Eso sí, sin ánimo de ofender ni en castellano, ni en latín

VISITAR BLOG

Dicen, y estoy de acuerdo, que lo poco agrada y lo mucho cansa. Con esta expresión, la sabiduría popular suele referirse a aquellas personas que reiteran y reiteran hasta la extenuación la misma idea, concepto o hasta gracieta.

Algo similar está ocurriendo con las vueltas que le estamos dando a un posible (o no) adelanto electoral de las autonómicas andaluzas previstas para noviembre de 2022. Da igual que el único que tiene la potestad de anticiparlas, el presidente del Gobierno andaluz, haya dicho por activa y por pasiva que no habrá anticipo. Da lo mismo que su vicepresidente se haya referido en similares términos por que los periodistas seguimos preguntando erre que erre sobre el asunto de marras. Incluso, los grupos políticos con representación parlamentaria -excepto Vox- recelan de un adelanto electoral ya que consideran, y es lógico, que ahora la prioridad tiene que ser la pandemia, pero además temen una inminente cita con las urnas ya que están en tenguerengue debido a sus líos internos .

Votaciones.

Pues bien, pese a todo, seguimos mareando la perdiz electoral. ¿Por qué? Probablemente porque nuestros responsables públicos han perdido credibilidad. La hemeroteca nos demuestra (sálvese quien pueda) que ante axiomas similares los argumentos han cambiado. ¿Cuál es la conjunción de la aseveración? El pero es que si el Ejecutivo no puede legislar por falta de apoyos -y aquí la madre del cordero es la aprobación de los Presupuestos- entonces es probable un adelanto de los comicios que se prevé para la próxima primavera (hace unos meses se daba por hecho que sería en otoño).

Sea cuando fuere la convocatoria, con las andaluzas arrancará un intenso ciclo electoral marcado también por las municipales de mayo de 2023 y las generales de noviembre de ese mismo año si Pedro Sánchez logra mantener sus malabarismos parlamentarios que le permitan seguir siendo inquilino del Palacio de la Moncloa. Afortunadamente, eso es harina de otro costal porque la política andaluza no vive la crispación, el enfrentamiento y la polarización constante que sí padece la cosa pública en el ámbito nacional. Pero ése es otro tema y en otro momento será analizado.

COMENTARIOS