Quantcast
El tiempo en: Málaga
Martes 26/10/2021

Málaga

El tercer pinchazo mantiene la vida social de los mayores

Más del 55 por ciento de los usuarios de residencias de la provincia de Málaga ya han sido vacunados con la dosis de recuerdo

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Cargando el reproductor....
  • Se siguen produciendo contagios en las residencias, aunque ha disminuido el número y la virulencia
  • La vacunación permite a los mayores salir de los centros y ver a sus familias

Con los viales cargados y las mangas remangadas se tarda menos de cinco segundos en poner la vacuna contra el coronavirus. Un tercer pinchazo que los usuarios de la residencia de mayores Vitalia Teatinos esperaban con ansias. “Tenía ganas”, ha asegurado Etelvina, una de las residentes.

Hace poco estuve en nueva boda en Torre del Mar, estuve hasta las cuatro de la mañana, pasándolo muy bien y estamos pendiente a otra comilona

En Andalucía se comenzó la semana pasada a inocular la tercera dosis en residencias. 7.921 mayores en la provincia de Málaga recibirán la vacuna. A día de hoy, más de 55 por ciento ya la tienen puesta: “El pinchazo se aguanta, hay cosas que duelen más”, ha dicho Juan.

“Lo han pasado bastante mal”, ha matizado Noelia Gómez, enfermera en Vitalia Teatinos. “Han estado en la residencia aislados, hablando con sus familiares a través de videollamadas. Es duro para ellos, porque están fuera de casa”, ha añadido, recordando los peores momentos de la pandemia.

Ahora el ambiente y la situación son muy diferentes. Con la llegada de la vacuna, los mayores poco a poco empezaron a recibir visitas de sus seres queridos y comenzaron a salir a la calle. La vacunación les ha dado alas y les ha abierto el camino para recuperar su vida: “Yo me relaciono con mi familia en la calle, porque me puedo desplazar de un sitio a otro”, ha contado Juana, otra de las usuarias de la residencia, sentada en su silla eléctrica y con una sonrisa de oreja a oreja.

“Cuando nos reunimos es una fiesta. Irnos a comer y pasarlo bien”, ha afirmado Juana. Pequeños placeres de la vida como dar un paseo o ir a un bar es nuevo para estos mayores, que hasta hace pocos meses el miedo a contagiarse les restringía la vida social.

Por suerte, ahora otro gallo canta e incluso la protección de la vacuna les permite ir bodas: “Hace poco estuve en nueva boda en Torre del Mar, estuve hasta las cuatro de la mañana, pasándolo muy bien y estamos pendientes a otra comilona”, ha dicho Juana entre risas.

Con la tercera dosis la función de la primera y segunda vacuna se mantiene. “Existen menos contagios, pero existen. Siguen existiendo casos en los que vuelven a aparecer brotes en residencias de mayores. Son menos virulentos y menores, pero hay. De ahí la importancia de esta tercera vacuna de recordatorio, para proteger a este colectivo vulnerable”, ha explicado María Bracero, directora de la residencia.

“Son los colectivos que están más a favor de esta vacuna de recordatorio. Ellos entienden que es una manera de estar protegidos, quieren volver a hacer su vida normal, salir del centro y estar con la familia”, ha incidido Bracero y Juana lo ha confirmado: “Ánimo a todos, que se vacunen y que esto termine pronto”.

TE RECOMENDAMOS