Quantcast
El tiempo en: Málaga
17/10/2021

Sin Diazepam

Adicto hasta al azafrán, palabrería sin anestesia, supero el 'mono' sin un mísero diazepam, aunque sueño con ansiolíticos

“A las doce de la noche acuda a la puerta del Mercado de Abastos”. Colgó. A medianoche me personé allí. Chica peste a pescado putrefacto había...

format_quote

Me vendaron los ojos, me ‘endrogaron’ y me soltaron en la puerta de Los Bandoleros. Un olor a menta poleo me invadió… entré y le pedí a Agustín una tapa de caracoles

Y es por gente como él por lo que defiendo el derecho, incluso de su madre, a abortar y así evitar que nazca otro igual

format_quote

Bruja fue todo su argumento. Cuatro pisos, tres estudios, fincas rústicas y plazas de aparcamiento… para demostrar que en este país la cuna ayuda. Para demostrar que tener estudios no significa tener educación o inteligencia. Se puede ser doctor y ser un burro. Se puede ser juez y tener esa neurona

Olivia confirma la estúpida supremacía del macho, del oso pardo que asesina a su extirpe, del psicópata que busca el sufrimiento por encima de la razón

format_quote

Soy machista, pero jamás pegaría a mi esposa. Soy machista, pero jamás asesinaría a mis hijos. Soy machista porque me educaron en ello. Soy machista pero busco la redención en la acción de desaprender. Soy machista pero busco un mundo mejor porque sé que estoy, sé que vivo en un perpetuo error. Soy

La pena de ser el Rey de un reino del que muchos prefieren morir huyendo que vivir en él. La pena de ser el Rey de los miles y miles de muertos en El Estrecho

format_quote

Ojalá el fuego de las yemas de mis dedos sirva para calentar el pecho en el que habita o bien tu corazón, o bien el de mis hermanos. Ojalá el fuego de las yemas de mis dedos quemen este narcisista, histriónico y contradictorio mundo donde el hacedor de pobres sea el único que pueda cruzar impunement

Vivimos en una sociedad con cierta tendencia psicópata a frivolizar, y puestos a frivolizar, frivolizaré hablando de mis asesinos en serie favoritos

format_quote

... Pero debo despedirme con la mayor asesina en serie de toda la jodida historia, aquella que unos llaman miseria, otros pobreza. Yo la nombro como la madre de toda esta hambre, la abuela de todas las guerras, la amante desdentada de los ricos que, para mantener sus privilegios, usan banderas, dine

Ya siente su diferencia. Ya le ahogan sus sentimientos. Su empatía le golpea. Su extrema sensibilidad le bloquea...

format_quote

Aún no domina los remolinos que nacen en lo más profundo de sus entrañas. Aún no controla las miserias que afloran, ni las bondades que su alma recrea. Pero ya es consciente de la existencia de un ‘yo’, único, extraordinario, personal e intransferible

Una casa. La pintura desquebrajada. Esquinas ennegrecidas por la humedad. Algunas bombillas fundidas. Grietas en la fachada.

format_quote

El mismísimo infierno. Mi paraíso. Lo que nadie soporta, lo que a mí realmente me importa. Lo que nadie quiere ver, o decir, lo que yo quiero ser y sentir

¿Estornudas? Estornudo. ¿Te pica la cabeza? Me rasco. ¿Te ha salido un bulto en los testículos? Esa noche ya ni duermo y me preparo para estar 48 horas mínimo.

format_quote

A esa hora, en cualquier otra ocasión, ya estaría borracho y pensando que si fuese un tipo corriente aprovecharía la embriaguez para pegarle a mis hijos. Pero soy extraordinario y me aguanto las ganas de reventarlos

Reflexionar sobre la argenta majestad de los rayos de luna. Admirar cada segundo de cada minuto de cada hora de mis días

format_quote

Escudriñar, para eludirlo,  las alcantarillas del odio más puro. Y así, entre sinónimos y un antónimo, confecciono los mismos deseos y propósitos para este 2021

Pienso: Si alguno tiene el coronavirus, menuda cagada. Alguien tose. Si tuviera una pistola lo mataba. Alguien estornuda. Me cago en sus muertos. Voy a morir.

format_quote

Levantan a la primera fila y se los llevan a la Unidad Móvil. Entra más gente y la sientan en esa misma fila, previa desinfección al estilo compadre de los asientos. Es decir, chorreón de Sanytol, trapito y al lío de Montepío. Pienso en el dueño de Sanytol, qué cabrón. Se forró

Escribo estas letras sumido en el miedo. Desde que leí las conversaciones de ‘WhatsApp’ de un grupo de militares ya retirados, me he vuelto paranoico

format_quote

Por eso… esperen, un momento, oigo un camión acercase por la calle… ha frenado justo en frente de la puerta de mi casa… hay un ruido metálico, más bien un estruendo… joder, vienen a por mí… creo que son soldados con sus cetmes cargaditos de balas… ¡no!, acaban de golpear la puerta…. Os dejo, os quie

Pensé en ir a la policía, pero he visto por redes sociales que no sirve de nada porque como no gobierna Vox, los delincuentes campan a sus anchas

format_quote

Les dije que me iba a dar una vuelta. Necesitaba reflexionar. Bajé a la playa de El Carmen, me quité los zapatos y anduve por la orilla. La fuerza del mar se adentró en mi cuerpo a través de mis talones desnudos.

Es que pensándolo bien, que se metan el lujo por donde les quepa, porque para ser feliz y disfrutar basta con mirarle a la cara al Agustín, al Cojo y al Malia

format_quote

A diferencia de los tiesos, ya saben, esas personas sin dinero que tanto asco producen, tenía planeadas unas vacaciones de ensueño. Con el objetivo de mantener viva la llama del amor que siento por Fátima, había reservado una suite en el Four Seasons New York, no tanto por disfrutar  de un mayordomo

Cargar más
Autor

Younes Nachett

Younes Nachett es pobre de nacimiento y casi seguro también pobre a la hora de morir. Sin nacionalidad fija y sin firma oficial

Sin Diazepam

Adicto hasta al azafrán, palabrería sin anestesia, supero el 'mono' sin un mísero diazepam, aunque sueño con ansiolíticos