Quantcast
El tiempo en: Málaga
Sábado 26/11/2022  

Málaga

La Guardia Civil encuentra 140.000 euros en la rueda de repuesto de un coche robado

El coche fe sustraido en Francia el año pasado y además también transportaba un joyero, una caja de caudales y un bolso con varias alhajas

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Vehículo de la Guardia Civil.

La Guardia Civil ha detenido en Mijas al conductor de un vehículo, al parecer robado en Francia el año pasado, en el que halló unos 140.000 euros escondidos entre el hueco de la rueda de repuesto y diferentes compartimentos del vehículo.

El hallazgo, según fuentes cercanas al caso, tuvo lugar el pasado sábado cuando una patrulla de Mijas se topó con un vehículo de alta gama cuyo conductor se comportó de forma extraña al percatarse de la presencia de los agentes.

La actitud esquiva del joven, un ciudadano francés de 23 años, llamó la atención de los guardias civiles, que decidieron seguirlo y abordarlo en una gasolinera cercana, en las inmediaciones de la urbanización Calypso.

Durante el registro del vehículo, los agentes encontraron un joyero, una caja de caudales, un bolso con varias alhajas y un número importante de fajos de billetes que sumaban alrededor de 140.000 euros distribuidos en varios compartimentos, entre ellos la rueda de repuesto.

Cuestionado sobre el origen del dinero, el conductor aseguró desconocer su procedencia e insistió en que nada de lo que había en el vehículo era de su propiedad.

Al tratarse de un automóvil sustraído y no aportar documento alguno, en papel o telemático, que explicara de dónde habían salido los fondos que llevaba, el joven acabó detenido por su presunta implicación en sendos delitos de robo y blanqueo de capitales.

Según la Ley 10/2010 de 28 de abril dirigida a prevenir el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo en España, la cantidad máxima de dinero en metálico que pude llevar una persona dentro del territorio español es de 100.000 euros, importe que se reduce a 10.000 euros cuando se trata de salir o entra en el país. En caso de mover una cantidad en efectivo superior a 100.000 euros es necesario llevar una declaración firmada en la que se especifiquen los datos relativos al portador, propietario, destinatario, remitente, importe, naturaleza, procedencia, uso previsto, itinerario y modo de transporte.

Si no se dispone de esa documentación, bien porque el portador no la lleve junto al efectivo, bien porque esté incompleta o no sea veraz, las autoridades podrán sancionar a la persona que lleve el dinero con cantidades que van desde los 600 euros hasta el 50 por ciento de lo que se porte.

En casos concretos y ante la presencia de otros indicios que apunten a que el dinero pueda estar relacionado con algún tipo de actividad delictiva, éste puede ser incautado hasta que se acredite su procedencia. 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN