El tiempo en: Málaga
Sábado 10/04/2021

Málaga

El 50 por ciento de términos sobre gordura en el entorno digital es para mujeres

Una investigadora de la UMA analiza el léxico sobre la ‘gordofobia’ en un corpus de más de 100 textos del entorno digital

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Conclusiones de un estudio universitario.
  • La eliminación de eufemismos o la liberación de ciertos términos de sus connotaciones negativas son algunos de los puntos clave de la investigación
  • Muestra el discurso hegemónico que transmiten los medios de comunicación, o que promueven industrias como la cosmética o la moda

El 50 por ciento de los términos que aluden a la gordura se refieren exclusivamente a las mujeres, según un estudio llevado a cabo por una investigadora de la Universidad de Málaga (UMA), que analiza el léxico en más de cien textos del entorno digital.

La eliminación de eufemismos o la liberación de ciertos términos de sus connotaciones negativas son algunos de los puntos clave de la investigación "Léxico e ideología sobre la gordofobia en la comunicación digital", realizada por la catedrática de Lengua Española Susana Guerrero, según ha informado la UMA en un comunicado.

El estudio alude al establecimiento de un discurso hegemónico que transmiten los medios de comunicación, o que promueven industrias como la cosmética o la moda, donde se normativiza la delgadez y se genera una estigmatización con aquellas personas, especialmente mujeres, que no cumplen con el canon establecid.

Ante la ausencia de bibliografía específica en español y enmarcada en este ámbito digital, Guerrero ha realizado una investigación centrada en un corpus de cien textos.

De ellos, cincuenta han sido obtenidos de las páginas web más destacadas del activismo feminista hispanohablante y cincuenta artículos sobre la gordura, procedentes de webs y revistas de moda, y artículos en prensa digital extraídos de diversas secciones (salud, ciencia, corazón, mujer, dieta y nutrición), ubicados entre 2012 y 2019.

En los cien textos analizados se registran 85 formas distintas de aludir a la gordura, distribuidas en aquellas referidas solo a mujeres (43), solo a hombres (17) o ambos sexos (25).

De este modo, los datos cuantitativos del estudio revelan que el 50 por ciento de los términos constatados se refieren exclusivamente a mujeres, con una gran variedad (disfemismos, eufemismos, neologismos), mientras que el 20 por ciento se refiere a hombres.

Por otro lado, el 30 por ciento corresponde a neologismos o eufemismos que se refieren a ambos sexos, mostrando una gran diferencia entre su referencia a hombres o a mujeres: "curvy" referido a hombre (1)/"curvy" referido a mujeres (10), gordo (4)/gorda (27), gordibueno (4)/gordibuena (16), por ejemplo.

El objetivo de esta investigación "no es solamente conocer el léxico utilizado en torno al fenómeno de la gordofobia sino también el contexto social en que se inscribe y sus mecanismos de reproducción", indica.

Argumenta que se parte de la hipótesis de que existe una consciencia sobre el léxico concreto que se emplea sobre la gordura, y "dependiendo de los actores del discurso, dicho léxico puede ser encubridor (eufemístico) o, por el contrario, claramente directo (incluso disfemístico)”.

El estudio señala los inicios del Movimiento por la Aceptación de la Gordura o Fat Acceptance Movement en Estados Unidos, a finales de los años 60, cuando tienen lugar las primeras manifestaciones del movimiento antigordofobia, dirigido a la denuncia del sistema de opresión establecido por el canon estético y orientado a dar visibilidad a la diversidad de cuerpos.

Como se apunta en el artículo, “en los discursos en torno a la gordura, sobre todo en los más reivindicativos, se incide en la idea de que existe una consciencia sobre la necesidad de intervenir en el lenguaje”.

No obstante, la investigación también acoge la presencia de un discurso oficial sobre la gordura, ampliamente transmitido por la industria cosmética y de la moda a partir de la segunda mitad del siglo XX, y que ha sido cuestionado por el ciberactivismo feminista, sobre todo a partir del 15M, cuando comienza en España el movimiento antigordofobia a través de las redes sociales.

"Los discursos convencionales que atañen a belleza y moda, por norma general, no hacen una crítica explícita a los cánones de belleza; en ellos no aparece el término gordo/a, sino que se opta por expresiones eufemísticas y metafóricas ("curvy", voluptuosa, talla grande, kilos de más)”, apunta la profesora de la Universidad de Málaga. 

COMENTARIOS