Quantcast
El tiempo en: Málaga
Viernes 17/09/2021

Málaga

La Protectora de Málaga busca voluntarios ante los problemas que se producen en verano

La llegada del fin de curso hace disminuir las manos necesarias porque muchas son de estudiantes

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
Cargando el reproductor....
  • Ponen también el acento en visualizar la labor indispensable que prestan los aproximadamente 200 voluntarios y voluntarias del refugio

La Protectora de Málaga ha hecho un llamamiento para la consecución de más voluntarias y voluntarios. Lo hace en el momento en que empieza el verano y se puede producir u n descenso en los que aportan su trabajo sin condiciones al cuidado de los peludos del refugio.

Se trata de una situación que se ve acentuada por el hecho de que l Protectora de Málaga mantenga un convenio con la universidad en el que las horas de voluntariado cuentan a la hora de conseguir los créditos necesarios en la formación universitaria. Además, al acabar el curso son muchos los estudiantes que por ser residentes de otras zonas de Andalucía, dejan Málaga hasta la vuelta de las clases. A ellos se suman quienes se tomar un respiro y unas merecidas vacaciones para desconectar y reponer las pilas.

Pero, la Protectora también quiere con este llamamiento, según indicó su presidenta Carmen Manzano a Viva Málaga, que se visualice la labor que hacen los voluntarios y voluntarias. El trabajo que hacen y, según Manzano, “su inmensa entrega, porque son el alma de la Protectora”.

 

Espacio reservado al reproductor de vídeo

En la actualidad, el refugio de la Carretera de las Erizas cuenta con unas 200 personas más o menos, que realizan su labro altruista, y son muchas tareas las que se desempeñan: pasear perros, bañarlos,, dar de comer a los q tienen piensos especiales, revisarlos, decirle a las auxiliares veterinarias si les notan algo raro para que entren a consulta, pequeñas curas y sobre todo, sociabilizarlos, quitarles el miedo, que en muchas ocasiones tienen a las personas por las malas experiencias vividas, así como prepararlos para la vida en familia; lo mismo, salvo pasearlos, hacen las voluntarias y voluntarios que cuidan los gatos.

Eso sía, quienes estén dispuestos a dar parte de sus horas para el bienestar de estos animales que no han tenido toda la fortuna que se merecen, tiene que tener claro, nos recuerdan desde la Protectora, que el compromiso debe ser firme y responsable, porque como resume Manzano en una lapidaria frase: “El día que el voluntario no va, sus perros no pasean”.

El colectivo, además de con el voluntariado, cuenta también con las casas de acogidas que en la actualidad son 53 de gatos y 123 para perros, donde se procura el bienestar de los lactantes o cachorros muy pequeños, así como también animales enfermos o muy viejos, cuya vida en el refugio sería muy dura y difícil.

¡Ah! Y también se precisan voluntarios y voluntarias que se ocupen del mercadillo solidario de la Protectora, que se abre todos los sábados y del mercadillo ‘vintage’ de segunda mano y los desayunos solidarios. Si se pasa mal con los animales, este es su sitio.

COMENTARIOS