Quantcast
El tiempo en: Málaga
17/10/2021

Málaga

Más de 400 intervenciones urgentes a pacientes con infarto agudo al año en el Regional

Los cardiólogos recuerdan que la apertura de la arteria ocluida debe realizarse en las primeras 6 horas desde el inicio de los síntomas

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Sala hemodinámica del Regional.
  • La mayor parte de estas afecciones se corrige con la colocación de un stent que libera la oclusión que presenta la arteria coronaria
  • El 70% de los infartos atendidos en el Hospital Regional de Málaga son tratados en primera instancia de forma domiciliaria por equipos del 061

El servicio de Cardiología del Hospital Regional Universitario de Málaga realiza cada año más de 400 intervenciones urgentes a pacientes con infarto agudo de miocardio. La mayor parte de estas afecciones se corrige con la colocación de un stent que libera la oclusión que presenta la arteria coronaria a través de la angioplastia primaria.

En el Día Mundial del Corazón, una jornada en la que hacer especial hincapié en la necesidad de cuidar la salud cardiovascular, el jefe de servicio de Cardiología del Hospital Regional Universitario de Málaga, Cristóbal Urbano, ha recordado la importancia de implantar hábitos de vida saludable para evitar la enfermedad cardiovascular.

"Estas pueden comenzar a edades muy tempranas, por ello es comenzar en la etapa infantil para consolidar dichos hábitos en el tiempo y mejorar la calidad de vida en la edad adulta. Gran parte de los llamados factores de riesgo cardiovascular son factores modificables como el tabaquismo, el exceso de colesterol, la hipertensión arterial o la obesidad y el sobrepeso", ha expuesto.

Así, pese a que "gran parte del origen de estas enfermedades está escrita en nuestros genes, estos factores favorecen su desarrollo y hace que la enfermedad pueda expresarse de forma más severa y a edades más jóvenes". Por ello, se recomienda no fumar, realizar al menos 30 minutos de actividad física moderada o intensa cinco veces a la semana, según la capacidad física de cada persona; tener una alimentación sana evitando alimentos procesados y con una dieta mediterránea tradicional basada en vegetales, frutas, legumbres, aceite de oliva y pescado.

"Cuando la prevención no ha logrado frenar la aparición de la enfermedad, es muy importante saber reconocer los síntomas y qué hacer en caso de infarto de miocardio", ha agregado el cardiólogo.

Así, desde el servicio de Cardiología del Hospital Regional Universitario de Málaga recuerdan que, ante un dolor o resquemor en el pecho que irradie al pecho o la mandíbula, es importante consultar con el 061 para descartar un posible infarto agudo de miocardio.

El 70% de los infartos atendidos en el Hospital Regional de Málaga son tratados en primera instancia de forma domiciliaria por equipos del 061, quienes, cuando realizan una valoración clínica y un electrocardiograma al paciente y confirman la presencia de un infarto, activan directamente a cualquier hora del día a los cardiólogos intervencionistas que reciben al paciente directamente en la sala de intervencionismo para realizar un cateterismo urgente y, en la mayoría de los casos, identificar y tratar la oclusión de una arteria coronaria mediante la colocación de un stent.

"Para que esta actuación sea eficaz y evite tanto la muerte del paciente como las secuelas a largo plazo de un infarto, la apertura de la arteria ocluida debe realizarse en las primeras seis horas desde el inicio de los síntomas, idealmente en las dos primeras", ha explicado, de ahí que un rápido contacto del paciente con el 061 o con cualquier servicio de Urgencias sea "fundamental para poder acceder a este tratamiento".

Esta coordinación para la respuesta al infarto de miocardio está recogida en el programa Código Infarto Andalucía (Codinfa). Además, ha añadido, "es importante que los pacientes que han padecido un infarto continúen con la recuperación mediante los programas de Rehabilitación Cardíaca, que permiten una recuperación controlada y monitorizada de la actividad física que el paciente tenía previo al evento".

Pero también es importante trabajar con un equipo multidisciplinar (rehabilitadores, psicólogos, nutricionistas, fisioterapeutas, etcétera) todo el espectro de temores e inquietudes del paciente ante su "nueva vida después del infarto" desde la dieta hasta la reincorporación a su puesto laboral, pasando por la actividad sexual o la deshabituación tabáquica.

"El beneficio de estos programas de rehabilitación da verdadero valor a todas las actuaciones que se realizan durante la fase hospitalaria, tratando de devolver al paciente no sólo a su vida habitual, sino incluso mejorarla con educación en hábitos cardiosaludables", ha subrayado Urbano.

SERVICIO DE CARDIOLOGÍA

Además de los pacientes con infarto agudo de miocardio, en el Servicio de Cardiología del Hospital Regional de Málaga da respuesta cada año a más de 22.000 citas en consultas externas, y se realizan entre otras pruebas más de 20.000 ecocardiogramas o 15.000 electrocardiogramas.

En sus dos salas de hemodinámica realiza más de 4.000 procedimientos anuales, con 1.100 angioplastias coronarias con implantes de stents, así como tratamientos percutáneos de valvulopatías con técnicas que evitan la necesidad de cirugía abierta como son la TAVI, el clip mitral o el cierre de orejuela entre otras.

Por otro lado, la sección de cardiología infantil es referente a nivel andaluz y nacional por los buenos resultados en el tratamiento de pacientes con cardiopatías congénitas, desde el diagnóstico prenatal hasta su tratamiento médico y quirúrgico si lo requiere.

Según Cristóbal Urbano, la aparición de formas de diagnóstico basados en la genética, tratamientos biológicos con dianas terapéuticas personalizadas y específicas, así como los avances técnicos en tratamientos intervencionistas percutáneos harán aún mejor el futuro de estos pacientes. "No obstante, no hay que olvidar la clave de todo está en la prevención", ha finalizado.

 

COMENTARIOS